VISITA 5: INCENDIOS: PREVENCIÓN, EXTINCIÓN, RESTAURACIÓN.

Viaje de campo

Viaje de campo

Fecha y Hora: 
Miércoles, 28 Junio, 2017 -
De 08:00 hasta 20:00
Ubicación: 
Provincia de Cáceres

En esta ruta se conocerán trabajos de prevención de incendios correspondientes a las Redes de Defensa previstas en los instrumentos de planificación técnica a diferentes escalas (Planes de Defensa escala ZAR Villuercas-Ibores), y Plan de Prevención. Por otro lado, se conocerá el desarrollo de uno de los incendios relevantes acaecidos en Extremadura como lo fue para esta comarca el incendio de 2005. También se podrá ver cómo funciona una base para helitransporte y extinción.

Responsables de ruta: Antonio Blanco y Miguel Ángel Cotallo (Junta de Extremadura).

 

INFORMACIÓN EXTENSA (.pdf)

PROGRAMA

HORARIO DESCRIPCIÓN
8:00 AM Salida desde el aparcamiento de la Av. del Valle, 20.
10:30 AM Almuerzo
11:00 AM PARADA 1. Monte Silvadillo - Trevolosas.
12:30 AM PARADA 2. Base de helicópteros contra incendios en Guadalupe
2:00 PM Comida
4:00 PM PARADA 3. Visita Guadalupe: Casa de la cultura/Casco urbano
20:00 PM Llegada estimada al casco urbano de Plasencia.

Salida a las 8:00AM desde el Aparcamiento de Plasencia, que se ubica en la Avenida del Valle nº20.

Café en Bodegas Ruiz Torres (Carretera EX-116, KM. 33,8, Calle Cáceres, Cañamero).

Responsables de la Parada: Jesús Pulido y Luis Galán (Coordinadores de Incendios Forestales) y Juan Gómez (Jefe de Servicio de Prevención y Extinción Incendios, Junta de Extremadura).

En esta visita se recorrerán algunas de las áreas quemadas en uno de los incendios ocurridos el 21 de julio de 2005 en la Zona de Ibores-Villuercas. Ese día ocurrieron simultaneamente dos incendios que arrasaron juntos más de 12.000 hectáreas de superficie forestal.

En  la parada prevista nos centraremos en el que se inició en las proximidades del límite del casco urbano del Cañamero con el monte. En total arrasó 9.916 ha de las cuales casi un tercio correspondía a montes ocupados por masas de Pinus pinaster en estado de latizal y fustal (3.583ha), pastizales y matorral con cifras similares (aprox. 2.500ha cada uno), también se vieron afectados encinares (700 ha), eucaliptares (555ha), masas de castaños (90ha) y por último vegetación de ribera (alisedas, fresnedas, tamujares, etc) con poco menos de 45ha.

Responsables de la Parada: Juan Gómez, Antonio Blanco y Miguel Ángel Cotallo.

La organizacion de los incendios forestales en extremadura la defensa contra los incendios: Planes INFOEX Y PREIFEX (2017)

En esta visita se podrá ver el funcionamiento de una base para helitransporte y extinción de Guadalupe, y se explicarán las particularidades del dispositivo de defensa contra incendios en Extremadura: Planes INFOEX y PREIFEX.

La decidida lucha contra los incendios forestales (primera Ley de Incendios Forestales en 1968) se inició con un intento de proteger los montes que se estaban recuperando, en un momento de cambios también energéticos importantes (la bombona de butano en 1957 como primer combustible doméstico) prácticamente coincidentes con otros vectores de transformación: cese de los aprovechamientos leñeros y la progresiva ralentización de los maderables (resinas, carboneo y otros), redución del pastoreo en abierto y el menudeo agrario, el acelerado despoblamiento rural y aumento del número de casas en campo solo vinculadas al recreo.

Este progresivo incremento de la combustibilidad y de la continuidad en los montes, unido a la intrusión dispersa de numerosas edificaciones en monte y a los “abandonos” del campo hasta el borde de los núcleos de población, explican el crecimiento en los medios de extinción y su éxito en el control de la inmensa mayor parte de los incendios, excepto de los grandes (>500ha), por resultar en muchos casos fuera de capacidad de control debido al elevado potencial por acumulación y continuidad del combustible vegetal.

Durante la vista se explicará el Plan INFOEX (la detección y extinción de los incendios forestales), el PLAN PREIFEX (prevención de los incendios forestales)  y las singularidades respecto a los de otras CCAA.

Presentación y debate acerca de los retos y perspectivas en incendios forestales para Extremadura en la Casa de la Cultura de Guadalupe.

Un territorio habitado, aun reduciendo las causas hasta un mínimo inevitable (rayos y accidentes), en casos, mantendrá un elevado potencial de devastación por las mencionadas acumulación y continuidad en los montes, agravado por la dispersión de edificaciones e infraestructuras. Tanto la extinción como la prevención actuales, ellas solas no se muestran suficientes ante los grandes incendios causados por su inicio en algunos lugares (montes en abandono) y en algunas condiciones especiales adversas (vientos solanos constantes).

De las patas clásicas del campo: labradores, pastores y leñadores, es necesario impulsar la segunda y rescatar la tercera. Comarcas tradicionalmente caprinas como Villuercas-Ibores y La Vera, en el caso de ésta apenas mantiene un docena de rebaños en pastoreo libre. Con la crisis de la construcción y la reciclabilidad del papel, la coyuntura es más que racionalmente favorable al momento de aprovechamiento de los montes con destinos energéticos, sin otro obstáculo que la impasividad de los consumidores plegados a la intervención de los grandes operadores energéticos que usan la biomasa solo para producir electricidad con apenas un 20% de rendimiento, cuando para uso directo en calefacción se elevaría hasta el 80%.

Fundamentalmente las astillas, leñas y sobre todo los pellets (gránulos o pellas) son la opción: renovable; con capacidad de empleo y valor añadido locales; y de lucha contra el cambio climático, tanto por balance 0 de dióxido de carbono como la por defensa contra los grandes incendios forestales, solo abordables con reducciones importantes en la cantidad y en la continuidad del combustible en los montes.

La ordenación de los aprovechamientos maderables en comarcas con extinciones muy complicadas como Sierra de Gata y Las Hurdes, siguen una pauta muy marcada por los incendios forestales. Así, en números redondos, de las cerca de 50.000 hectáreas de pinar en Hurdes, a un turno aproximado de 50 años, ofrecerían una corta de 1.000has anuales (claras aparte). Pese a que Hurdes apenas tiene una media anual de 10 incendios, los muy pocos grandes incendios marcan en buena medida el régimen de los aprovechamientos: 6.500ha incendiadas en 2003 y otras 2.500ha en 2009, son la posibilidad de casi un decenio.

Sin duda, también se presentarán importantes retos tecnológicos junto a mejoras profesionales y de organización, que en conjunto seguirán contribuyendo a una mayor eficacia y servicio de los Planes INFOEX y PREIFEX. Ambos están justificados tanto en términos protectores como económicos y sociales.

Los incendios son un síntoma cuyo tratamiento depende de la traza que guíen las sociedades con su modo de vida y sus gobernantes como parte de ellas, para abordar otros ámbitos importantes de la prevención: los aprovechamientos forestales, y la ordenación del territorio y sus recursos.

Visita Real Monasterio de Guadalupe y casco urbano de Guadalupe.